BODEGAS CIALU - Viñedos Propios
Imagen de la viña

VIÑEDOS PROPIOS

40 hectáreas de viñedos propios, es el tesoro que ha ido pasando de generación en generación dentro de la misma familia y el alma que da vida a nuestros vinos. Conocemos nuestras cepas. Sabemos interpretar sus susurros y los cuidados que necesitan.

Cultivamos viñedos jovenes y viejos de 15 a 60 años y tres variedades de uva: tempranillo, garnacha y mazuelo; imprimiendo en los vinos el clima, la tierra y el caracter del entorno. Como tesoro a cuidar, la vendimia es a mano.

Lo que queremos es compartir con las personas lo que mejor sabemos hacer.

VIÑEDOS VIEJOS Y NO TAN VIEJOS

Cuidamos los viñedos jóvenes y viejos, entre 15 y 60 años, porque consideramos que el equilibrio que se consigue en ellos es insuperable, por la vitalidad y energía de unos, y la aportación de intensidad y complejidad de los veteranos.

VARIEDADES DE NUESTRA TIERRA, LA RIOJA

Utilizamos tres variedades:

Racimo de uva tempranillo

·TEMPRANILLO, esta variedad da vinos de gran excelencia, con fuerza y elegancia, y con una gran tonalidad aromática y registros de sabores.

Racimo de uva mazuelo

MAZUELO, produce vinos de intenso color con reflejos púrpuras y aroma fresco y especiado que casa sumamente bien con el tempranillo.

Racimo de uva garnacha

GARNACHA, la cultivamos en la zona meridional de La Rioja, en suelos rojizos y de más altitud.

FORMACIÓN DE LOS VIÑEDOS

En palmeta y en vaso.

Vista de una vid en palmeta y vaso

Palmeta: Constituida por un eje central y dispuestas en forma regular opuestas e inclinadas en el sentido de la hilera. La distancia mínima entre las ramas de los pisos sucesivos (3 o 4) no debe ser inferior a (50-60cm).

En Vaso: Se trata de una forma de conducción clásica, adecuada para bajas producciones y escasa humedad. Este sistema esta basado en dejar pulgares en brazos cortos situados a poca distancia del tronco de pequeña altura, dando la forma clásica de "candelabro". De estos pulgares brotan los pámpanos portadores de racimos. Aparte de la poda de invierno, existe hacemos la poda de primavera, que es siempre complementaria de la anterior. En primavera, ante todo, suprimimos los brotes invernales. Es posible que en invierno broten yemas, a las que se las suele llamar yemas adventicias. Estos nuevos brotes deforman el esquema que queremos para la cepa.

VENDIMIA, MIMO EN LA RECOGIDA DEL FRUTO

Una cuadrilla de 10 personas de la familia se encargan de vendimiar los cultivos seleccionados. Salvo alguna excepción climática, todos los viñedos, son recogidos manualmente y controlamos el momento óptimo de maduración y el campo elegido para vendimiar y obtener los registros aromáticos, de textura y color deseados. La recolección media por hectárea no supera los 6.500 kgs.

Botellas de vino de CIALU

EL FRUTO, ALMA DEL ENTORNO

La magia se inicia cuando el Verano se retira y entrega el testigo al Otoño. En este momento la uva adquiere el alma del lugar que le ha visto madurar. En el día, el calor del sol templa el aire de Septiembre, las golondrinas se despiden cantando, el perfume a púrpura y hierbas envuelve de aromas el entorno, y la tierra se prepara para el descanso invernal. Y a la noche el viento acaricia la uva, la frescura de la oscuridad la adormece, y la luna y las estrellas les dan el brillo de su luz.


Logotipo de Cialu Bodegas

GRANDES VINOS F. OLIMPIA OFICIALDEGUI, S.L. Avda. de La Rioja 50. 26321 Bobadilla. La Rioja . T. / F. +34 948 18 62 62.

bodegas@cialu.es